Entries from 'Marruecos'

Qué ver en el Marruecos central (y cómo): el Atlas

Lo bueno y lo malo de Marruecos es que está lo suficientemente cerca de Europa y hay compañías aéreas lo suficientemente baratas como para que vayamos todos. Quicir: está muy bien que podamos ir todos, peeeeero, hay veces que la cosa parece la gran vía madrileña: hasta las cartolas de zoombies buscando en qué gastarse…

read more →

El Sáhara, en Marruecos (Vol. III – Mi gran boda bereber)

Cuando en mitad de la noche del desierto te dicen que si quieres ir a una boda bereber, lo primero que piensas es “¡moooooolaaaa tíooooo!”. Lo segundo que te viene a la cabeza es:“¿cómo vamos a ir a una boda en la que no conocemos ni a los novios?”. Lo tercero: “no tengo nada que…

read more →

1º en el ranking de desiertos: El Sahara, en Marruecos (Vol. II – El marcianito)

Amanecimos tarde y con resaquilla. Los chicos nos despertaron en plan madre: tarde, casi con el desayuno en la mesa, y con el tiempo justo para lavarnos la cara y las manos. La tetera como ducha. No he vuelto a malgastar una gota de agua. ¿Lo de los 11 litros del alcalde de Málaga? Puro…

read more →

1º en el ranking de desiertos: El Sáhara, en Marruecos (Vol. I)

Puede que sea mi desierto favorito porque fue el primero que vi. O porque nos pasaron mil cosas. O puede, simplemente, que sea impresionante. Rebusco en mi cuaderno de viaje de aquellos días porque ahora no sé por dónde empezar y me encuentro lo siguiente: “Me cuesta empezar a escribir sobre nuestra experiencia en el…

read more →

Ranking de desiertos

Si buscas desierto en google lo primero que aparece es la entrada de la wikipedia. La primera frase: “Un desierto es un bioma que presenta pocas precipitaciones”. a)  un bioma es el conjunto de ecosistemas presentes en una determinada zona. Calma, yo tampoco lo sabía. b)  “pocas precipitaciones salvo que viaje usted con el charrán…

read more →

El café de los navegantes

La primera vez que puse un pie en África fue al bajar del ferry en Algeciras-Tánger, después de 7 horas de furgoneta, una de controles y media de mar y estómago revueltos. Ya era de noche. Aquel puerto no tenía buena pinta, y la ciudad tampoco. Los turistas se fueron dispersando, cogiendo taxis a toda…

read more →