Una ya sabe que hay razones históricas y culturales que determinan nuestro comportamiento en sociedad. Sería absurdo intentar determinar en estas líneas lo que es mejor o peor, pero después de mi periplo por China he advertido ciertas cosas que allí son habituales y en España serían un disparate. He decidido apuntarlas aquí con la esperanza de que os sirvan, a unos y otros, por aquello de no hacer el ridículo en ninguno de los dos sitios, básicamente.

Sin embargo, he pensado especialmente en los chinos que estudian español y están deseosos de venir a visitar nuestro bonito país. Queridos, este post es para vosotros:

Apartado 1: Tu cuerpo y el entorno.

1) Aunque te resulte antinatural, en España la gente no escupe, eructa ni se tira pedos por la calle. Mucho menos en establecimientos o transportes públicos. Por el contrario, uno puede sonarse los mocos en cualquier sitio, y hacer todo el ruido que sea necesario. No se considera de mala educación -y, aunque es un poco asquerosete, estamos tan habituados, que nos da igual-. Meterse el dedo en la nariz, por contra, SÍ está mal. Fatal.

2) Uno no debe quitarse los zapatos en los transportes públicos. Los olores corporales deben quedar -en la medida de lo posible- restringidos al hogar propio.

3) Viajando en tren o autobús, debes ocupar SÓLO el asiento que te ha sido asignado en el billete, pero no está mal visto pedirle a alguien que te cambie de sitio para sentarte con un amigo.

4) Mirar fijamente a la gente, y/o cotillear lo que tienen entre manos, se considera de mala educación. Por ejemplo, si alguien está leyendo en el tren, y tú quieres saber qué lee, no debes meter tu cabeza entre el libro y los ojos del lector. Es mejor preguntar.

5) En los baños públicos, la intimidad es importante. Se debe cerrar la puerta y abrirla de nuevo cuando ya se está completamente vestida. Por cierto, siempre hay puerta. Si no hay, es que el baño está fuera de servicio. Prueba con otro. Y no, aquí no se comenta el partido mientras se hace caca.

6) En los cuartos de baño, lo normal es que haya taza. Sé que los baños turcos son mucho más prácticos para el movimiento gastrointestinal, pero al común de los españoles les parecen un asco y es muy raro encontrarse uno. De todos modos, lo importante es que no te sientes. Parecen limpios, pero no.

7) El consumo de tabaco está prohibido en todos los lugares públicos cerrados. Con paredes, vaya. Y, contra todo pronóstico, la norma es respetada en el 99% de los casos porque las multas para los establecimientos son monumentales.

8) Las manifestaciones públicas de cariño son normales y habituales. No es de buena eduación mirar fijamente con la boca abierta a una pareja cuando se está besando. Pedirles que lo hagan para luego aplaudirles tampoco resulta muy normal.

9) Las parejas del mismo sexo también muestran cariño en público. La homosexualidad está ampliamente aceptada en España, aunque las zonas rurales siguen siendo más conservadoras. Por supuesto, el punto 8 es igualmente aplicable a estas parejas.

Apartado 2: Al aire libre

1) Es importante utilizar las papeleras para tirar la basura. Si no hay papeleras, te lo guardas en el bolsillo o en la mochila.

2) Los montes, playas y entornos naturales varios deben quedar tal y como estaban cuando llegaste. El plástico NO suele ser biodegradable.

3) Fundamentalmente, usamos las playas para bañarnos en el agua y tomar el sol. A la mayoría de los españoles les gusta ponerse morenos. No hay crema blanqueadora en las tiendas, en todo caso, bronceadora.

4) Es habitual que las mujeres hagan top less en todas las playas, y hay algunas nudistas en las que no debes usar traje de baño.

5) El número de cosas que una persona puede llevarse a la playa es directamente proporcional a su posición en el eje norte-sur. En el norte uno se lleva una toalla, la crema protectora y el bocata. Y ya. En el sur pueden llevar media casa en una scooter y montarse un chiringuito del tamaño de la ciudad prohibida en menos que canta un gallo.

Apartado 3: En la mesa

1) Desayunamos entre las 7 y las 9, almorzamos alrededor de las 11, comemos entre las 14 y las 15 y cenamos entre las 21 y las 22. Normalmente, sólo meriendan los niños, a eso de las 17 o las 18.

2) En los buenos restaurantes puede haber muchos cubiertos. Esto es: varios cuchillos, cucharas y tenedores. Que no cunda el pánico, debes usarlos siempre desde fuera hacia adentro, una pareja de cubiertos por plato. Y no te preocupes que el camarero los irá retirando. Olvídate del mundo palillo. Es imposible conseguirlos salvo en restaurantes asiáticos… Y ya que estás aquí… mejor comer un pintxo de tortilla, ¿no?

3) Sorber la sopa es de mala educación. Masticar con la boca abierta y hablar con la boca llena tampoco está bien visto.

4) Uno no se sienta a cenar en las mesas ajenas. Está feo interrumpir las conversaciones de los demás. Aunque sea para ligar. 😉

Apartado 4: Conduciendo

1) Se debe parar siempre en los pasos de cebra, porque el peatón siempre tiene prioridad. De hecho estos pasos se llaman pasos de peatones… y son unas rayas blanchas horizontales pintadas en la carretera, que van de una acera a la de enfrente.

2) Las motos NO pueden circular por la acera. Los coches tampoco.

3) Las infracciones no se comenten. No vale pitar para avisar de que la vas a liar. Te multarán igual.

Apartado 5: La moda

1) Los hombres no llevan bolso. Ni siquiera el de su novia. Lo mismo pasa con las pamelas. Se nos hace raro.

2) Hay modas que en Europa no se entienden, como las gafas sin cristales o los calcetines de punto por debajo de las medias.

3) Las prendas con orejas están reservadas a los menores de 10 años.

Apartado 6: La noche

1) Ojo con la cerveza, tiene muchos más grados que la china, y nuestra tolerancia al alcohol es, por lo general, muy superior a la vuestra. No intentes seguirle el ritmo a los locales.

2) Si eres una mujer, estás en un bar, pub o discoteca, y un hombre te invita a una copa, muy seguramente está intentando que acabes en su cama.

3) No dejes la chaqueta, el bolso o cualquiera de tus pertenencias en un lugar en el que no lo puedas vigilar continuamente. Hay muchas posibilidades de que desaparezcan.

4) Te venderán cerveza por todas partes, pero, en principio, es ilegal beber alcohol en la calle.

5) Las fiestas patronales son el único caso en el que se anula el punto anterior. Disfruta, pero no olvides el punto 1. 😉

De regalo: No temas. Si yo me adapté a China, tú te adaptarás a España.

Moraleja: El choque cultural es divertidísimo, casi siempre.

FIRMA-CHARRAN_OK