El Tratado de Tordesillas o ¿Cómo repartirse el nuevo mundo?

tratadoTordesillas

Representación del acuerdo. Tordesillas.

Siempre digo que una de las cosas que molan de viajar por España es que uno puede aprender / recordar la historia casi en cada esquina del camino. Tordesillas es uno de esos pequeños rincones de la España profunda con una gran historia que contar.

Actualmente, no llega a los 9.000 habitantes, pero en 1494, los Reyes Católicos y Juan II de Portugal se repartieron en esta localidad Vallisoletana lo que ellos llamaban “el nuevo mundo”. Trazaron una línea imaginaria 370 leguas al oeste de Cabo Verde. Lo que quedara a la izquierda, podía ser conquistado por la Corona de Castilla. Lo que quedara a la derecha, por la de Portugal. Y por eso en Brasil hoy se habla portugués y en el resto de América Latina, se habla castellano. ¡Tacháaaaan!

La novedad del Tratado estaba en que, por primera vez, se establecía una frontera no sólo terreste sino también marítima. Supongo que porque no sabían muy bien lo que podían encontrarse. Pero vamos, visto lo visto, yo diría que Isabel y Fernando le hicieron el lío a Juan II.

Como dato curioso, me gustaría destacar que ni unos ni otro estuvieron en Tordesillas echando su rúbrica aquel 7 de junio de 1494. En realidad, cada reino envió a tres procuradores plenipotenciarios -que yo prefiero llamar representantes todopoderosos- para que lo hicieran por ellos. Es lo que tienen los reyes, que mandan un huevo. Y se dieron un plazo de 100 días para ratificar los acuerdos. Juan II lo hizo en Setúbal -ciudad portuguesa hermanada con Tordesillas desde 1994- y los Reyes Católicos en Arévalo (Ávila).

De regalo: Para ser sincera… yo no quería ir a Tordesillas, porque estoy un poco enfadada con el pueblo, a cuenta del Toro de la Vega y de las pedradas que se han llevado algunos amigos y conocidos por protestar o cubrir el “evento” como reporteros. Peeeero, afortunadamente mis amigas me convencieron para ir. (Optamos por el boicot económico y no nos tomamos ni un triste café).

Moraleja: Abre tu mente. Pero de verdad.FirmaCharran

 

 

Leave a Reply