Tanto si has hecho un montón de mochilas, como si te hacía tu madre la maleta hasta antes de ayer, creo que no te vendrá mal esta lista de cosas que creo que debes llevar en un viaje a la India. Procedo a enumerar:

1- Zapatillas cerradas. No es precisamente el lugar mejor barrido del mundo. Me atrevería a decir que no vas a sacar de la mochila las sandalias abiertas.

2-  Ropa de algodón fresca, no pegada y que te tape las rodillas. Seas hombre o mujer. Enseñar cacha no está muy bien visto y en algunos templos ni siquiera te dejan entrar. Las camisetas de tirantes no llaman la atención, pero mejor con poco escote. Si eres mujer, lo más probable es que te pidan una foto 40 veces al día. No te angusties, piensa que tú también quieres sacárselas a ellos…

3- Spray antimosquitos. Pero sólo un bote, para los primeros días. Allí venden un repelente en crema que funciona divinamente con los mosquitos asesinos residentes en la India, que huele bien -los hay de rosas y de limón- y que es infinitamente más barato que el de las farmacias españolas, que parece que lo hacen a base de sangre de unicornio.

4- Chubasquero. Sobre todo si vas en época de monzón.

5- Cuerda y pinzas de la ropa. Por si te pilla el monzón sin el chubasquero a mano. Hazme caso, es mejor asegurarse de que podrás tender la ropa en la habitación.

6- Un saco-sábana, para que no te dé repelús dormir en ningún sitio y puedas ser libre cual pajarillo.

7- Tapones para los oídos, si piensas viajar en tren cama.

8- Gafas de sol y crema protectora. Abrasa, y vas a estar mucho rato caminando.

9- Toalla del sudor. ¿Sabes esas toallas que tienen las madres en juegos de 5 tamaños diferentes? ¿Las más pequeñas? ¿Esas que no sabes para qué narices sirven? Bueno, están ahí para que te las lleves a la India y puedas secarte la frente mientras paseas. Los indios llevan también pañuelos con el mismo fin. Que no te dé apuro. Hay tanta humedad que me río yo de tus clases de spinning.

10- Lo que sea que te permita recogerte el pelo… insisto: vas a sudar como un pollo. El flequillo pegado a la frente es antiestético y muy incómodo. Y puede que allí todo te dé igual, pero recuerda que luego querrás subir las fotos al facebook.

11- Linternita de dinamo. Porque siempre puede haber alguna calleja más oscura de la cuenta y algún charco lleno de cosas que flotan esperando a que tú metas el pie.

12- Un abrebotellas… porque nunca se sabe dónde y en qué circunstancias te van a vender una cerveza. Ese señor de la foto que camina por el desierto, traía birras en el saco que carga a la espalda.

13- Suero oral. Por si te sienta mal el picante. Aunque te diré que yo comí hasta decir basta y nada me sentó mal en ningún momento. Si se te olvida les puedes mezclar agua (mineral, of course) con limón y pimienta negra -pregunta a los indios porque igual se me está olvidando algo- pero con aquello a @moitoneti se le pasaron las ganas de vomitar.

14- Protector de estómago, si eres muy delicadito… porque allí pica hasta el desayuno. No es broma.

15- Si te gusta la ropa hippie, y es un viaje de ida y vuelta, puedes llevarte una mochila extra, te aseguro que la llenarás de prendas preciosas y baratísimas.

And last, but not least:

16- Un rollo de papel higiénico. O dos. Yo viajo siempre con uno y sí, en la India también viene bien. No creo que tenga que explicar por qué.

De regalo: Espero que no se me olvide nada importante. Pero puede que desconozca algún invento brillante, así que… ¡espero sugerencias en los comentarios!

FIRMA-CHARRAN_OK