Ahora es el paraíso de los buceadores, pero desde 1919 y hasta 2004, el uso fundamental que se daba a Isla Coiba, en Panamá, era penitenciario. Allí enviaba el gobierno a quienes consideraba los presos más peligrosos del país -presos políticos included-. Por allí la gente cuenta todo tipo de historias sobre la prisión. Algunas, por supuesto, bastante más verosímiles que otras.

Una que siempre me pareció razonable es la siguiente: Como la cárcel no era un búnker, sino que las celdas de los presos estaban en edificios normales -salvo por el hecho de que la puerta fuera una reja con candado, claro- separados por funcionalidad (comedor, lavandería, etc) y ellos entraban y salían a trabajar -en esta isla se producía el alimento para todas las cárceles del país- muchos intentaban huir en balsas que ellos mismos construían a partir de balsos -vease, árbol que flota-.

Y aquí viene cuando la matan. Teorías acerca de lo que podía pasar con ellos las hay múltiples y variadas. Por supuesto cada cual cuenta la suya como si fuera absolutamente cierta:

1) Ser apresados de nuevo por los guardias.

2) Llegar hasta Santa Catalina.

3) Que la balsa fuera arrastrada mar adentro por las corrientes, muriendo los presos por deshidratación.

4) Parecida a la tercera pero con un poco de la primera: Estando los reos al borde de la muerte -por deshidratación, se entiende- eran avistados por la policía, que iba su captura y les empujaba al mar para que murieran ahogados.

Otro cuento es la razón por la cual el gobierno decidiera clausurar el centro:

1ª teoría: Santa Catalina y sus gringos empezaron a atraer turistas, po lo que no era muy conveniente tener allí a la peña más chunga del país.

2ª teoría: Juntar a esta gente en un lugar en el que al fin y al cabo tenían cierta libertad de movimiento hacía que acabaran dándose rellertas cada dos por tres. Muchos eran, al parecer, miembros de bandas, enemigos en tierra firme, y por supuesto también en la isla. Con tanta pelea, la policía -tremendamente violenta y represiva, según fuentes locales- respondía con tanta fuerza que acabó matando a varios y la opinión pública empezó a escandalizarse.

3ª teoría: Los presos estaban ubicados en diferentes módulos y puntos de la isla, en fundicón del delito que les hubiera llevado hasta allí. Sin embardo, consiguieron ponerse deacuerdo para organizar un motín, enfrentarse a la policía y matar a varios. Esto es un poco prison break y es efectivamente la opción que más me gusta. Pero… you never know.

De regalo: La realidad es que, durante la dictadura Torrijos-Noriega (1968 – 1969) en esta isla fueron asesinados cientos de presos políticos. Tal vez esta sea la razón por la que, a día de hoy, nadie sabe. Nadie cuenta.

Moraleja: La memoria histórica es fundamental. No tengo más que decir.

FIRMA-CHARRAN_OK