9 cosas que no sé hacer (y que nadie sabe si aprenderé algún día)

maritxu blogHe descubierto una nueva tendencia -que de momento es pequeña pero que lo va a petar más que el Ice Water Challenge- a través de Cristina E. Lozano y su blog Viaja en mi mochila. Así que ahora que tengo un rato me sumo al carro de las 9 cosas que no sé hacer. La lista podría tener tropemil puntos pero, aunque me encante reírme de mi misma -y me encante que os encante-, me voy a cortar un poco para dosificar las dosis de autoridiculización.

1) Cocinar con receta. Me parece un rollo. Siempre me falta algún ingrediente y siento coartada mi creatividad. Yo me pongo música y echo cosas a la cazuela. Mi plato estrella es “lo que sea con lo que haya”. Buenísimo oiga.

2) Planificar los viajes con antelación. Es como ver el trailer de las pelis. Le quita emoción al asunto. Yo soy más de llegar e improvisar. Además, ¿qué pasa si tienes planes cerrados y de repente te surgen nuevas y molonas cosas que hacer? ¿Eh? Siempre vas a tener la sensación de que te estás perdiendo algo. Muy frustrante me parece.

3) El pino puente. En el cole vi a una niña estampar su cabeza contra el suelo y le cogí fobia al asunto.

4) Una y me voy. JAMÁS lo consigo. Soy adicta a la sociabilidad. Da igual cuánto haya que madrugar mañana.

5) Recordar los nombres de los grupos musicales. Me sé todos los estribillos, pero los autores… ni papa.

6) Debatir sin que parezca que le estoy echando la bronca al interlocutor. Con esto estoy haciendo grandes esfuerzos, pero de momento suelo ser incapaz, me puede la pasión. Así que casi siempre tengo que acabar pidiendo perdón.

7) Ser mona. Soy más de poner caretos. Gesticulo que mareo y mi cara tiene más muecas que los emoticonos de whatsapp. Sí, mis álbumes de fotos son un poema. (Las que pongo en el blog son de lo mejorcito, así que háganse una idea…)

8) Dormir con alguien sin hacer el koala. Mi compañera de piso -que me sufre- me llama Abracín (como el pingüino de Joey).

9) Tejer bufandas sin que una vez me falten puntos y otra vez me sobren. Mi abuela se desespera. Sobre todo porque es ella quien tiene que arreglar el desaguisado, claro. :S

De regalo: En general, no sé hacer cosas que me aburren. Lo siento. Mi fuerza de voluntad es más bien escasa. Ni siquiera termino los libros que no me enganchan. Zzzz

Moraleja: ¿Habéis oído alguna vez la frase “hay que quererla”? Pues eso.

FIRMA-CHARRAN_OK

Leave a Reply